Respuesta de Mons. Vittorino Girardi Stellin, Obispo emérito de la Diócesis  de Tilarán Liberia, Costa Rica.

“¿Por qué los sacerdotes nunca hablan o muy poco del Santo Trisagio? Nunca veo a un sacerdote rezándolo y nunca he encontrado a un sacerdote que difunda esta devoción. Le estoy muy agradecido”.

Laico comprometido - Alajuela

- Su consulta me ha hecho consultar y buscar, porque yo, italiano de origen, he conocido esta devoción solo hace poco. Tengo a mano un librito en que se reimprime un texto aprobado por Monseñor Miguel Chaverri, pro– vicario general en San José, quien falleció en 1962. Esto es para decir que es una devoción que lleva años en Costa Rica. La lectura de las oraciones, himnos, letanías, responsorios, etcétera, muestra una teología trinitaria profunda, aunque expresada con extrema sencillez.

Los sacerdotes no difunden esta práctica popular, por varias circunstancias. He aquí algunas: durante los años de formación en el Seminario no se practica, y una vez sacerdotes, los domingos por la tarde, cuando ciertas comunidades se reúnen para rezar el Santo Trisagio, normalmente ellos están ocupados con las celebraciones o en la misma Parroquia o en Capillas de sus filiales. Además, el lenguaje que en él se usa, ya es bastante antiguo, con términos que sorprenden y dan la impresión de “cosas” de otros tiempos… Quizás convendría revisar los textos, pero sin que pierdan su contenido teológicamente tan profundo y preciso.