Para Carmen con todo cariño y agradecimiento

 

Paloma Pérez Muniáin

Voluntaria de Pastoral Penitenciaria

Esposa del Diác. Fernando Aranaz Zuza

Especial para el Informativo del CIDAL

Pamplona, España, 6 de febrero de 2013

 


Todo tu amor en un par de calcetines…

 

Tejes día y noche,

algodón blanco y cálido

entre tus dedos mágicos.

Un punto de cara,

otro del revés

y el amor colándose entre tus agujas.

En la calidez de tu sofá

un baile de hebras en sincronía

llenan tus horas de luz.

Pasan las horas, pasan los días

y Dios está en cada uno de ellos,

velando por ti.

 

 

Tu obra va de camino:

unos calcetines y todo el amor del mundo.

Sus destinatarios son

moradores de la Casa sin Nombre

de la colina de Santa Lucía,

a quienes  no conoces

y quienes no te conocerán.

Regalo anónimo

de alguien que pensó en el preso,

en cada puntada,

en cada hilo.

Milagros de amor y ternura

que un día puso Dios en tu corazón.

 

Todo tu amor en un par de calcetines…


(La autora describe la historia de su vecina Carmen en la sección REFLEXIONES de esta edición bajo el título: “Una historia mínima”)