En la catedral, el pasado fin de semana, el obispo, Monseñor Mario Iceta aceptó dos candidaturas a  las órdenes sagradas.

Roberto Vidal presentó su candidatura al diaconado permanente, además un seminarista, Txomin Alonso, presentó su candidatura al presbiterado. Participaron miembros del Cabildo Catedral, Seminario, Comisión del Diaconado, diáconos..., así como numerosas personas de las parroquias de ambos que quisieron acompañarles en ese día tan importante para los dos.

La diócesis de Bilbao cuenta con ocho diáconos permanentes y cinco candidatos a este ministerio.