Historia de la Instauración del Diaconado Permanente en la Diócesis de Copiapó

don-fernandoFue a fines de 1986, siendo obispo Monseñor Fernando Ariztía Ruiz, quien aprobó la iniciación de la formación del Diaconado Permanente en la Diócesis de Copiapó, por lo cual constituyo un equipo formador, conformado por tres sacerdotes y dos religiosas.  Cada párroco presento un informe del futuro candidato al diaconado. Los primeros invitados: Estos fueron veintisiete hombres casados, los cuales comenzaron un caminar en la formación que les fuera preparando en el camino al diaconado permanente. Provenían de las diversas parroquias dispersas por el desierto de Atacama, las que conforman la Diócesis de Copiapó, siendo en la mayoría trabajadores provenientes del mundo minero, se hacía difícil encontrarse a menudo para compartir la formación prevista. Comenzaron a reunirse los viernes por la tarde al domingo, una vez por trimestre. En estos encuentros (uno con las esposas y tres solos durante los tres primeros años, y dos con las esposas y dos solos, los restantes años) se compartía la vida, evaluando el camino hecho en los diversos campos de la formación, y se organizaba el trabajo de estudio para el trimestre siguiente. Los textos básicos seguidos fueron los del P. Charles Müller (“La Cuna de nuestra fe: Israel”, “Dios con nosotros: Jesucristo”, “La Iglesia, familia de Dios”, “Los sacramentos, manantial de vida eterna. La vida eterna”).
Ciclo Básico:
Introducción a las sagradas escrituras, Revelación, Historia de la Salvación.
Verdad sobre el hombre, condición humana, Sociedad humana: Matrimonio y familia,  La verdad sobre Cristo, Cristología, Dios y la Trinidad, Jesús Histórico, Cristo de la fe.
La verdad sobre la Iglesia, Eclesiología e historia de la Iglesia, Sacramento y liturgia, Doctrina social de la Iglesia.Vida Diaconal:
Espiritualidad diaconal, El sentido de Cristo, Siervo de Javhé, Animador de Iglesia Domestica.
El Diácono y la familia, Del sacramento del matrimonio al sacramento del orden.
La actividad laboral, El Diácono como trabajador, El Diácono y el mundo del trabajo.Ciclo Específico de Formación:
Teología del ministerio ordenado
Derecho Canónico en relación al diácono.
Liturgia del diácono
Practicas litúrgicas: homilética y pastoral.Función diaconal:
Coordinador episcopal
Hombre de la comunidad para la comunidad.

Desde el cuarto año, y siempre con sus esposas se fue realizando cada año un Retiro Espiritual de cuatro días.

Cada uno de los tres valles que conforman la Diócesis de Copiapó
Valle Norte: Provincia de Chañaral, comprende: potrerillos, Salvador, Diego de Almagro y Chañaral.
Valle Centro: Provincia de Copiapó, comprende: Tierra Amarilla, Copiapó y Caldera.
Valle Sur: Provincia del Huasco, comprende: Pueblos del interior de Vallenar, Vallenar, Freirina y Huasco.

Cada valle, esta distante del centro a unos 150 km

Con una reunión cada semana, un pequeño equipo integrado por un sacerdote y una religiosa, efectúan un acompañamiento de los candidatos y sus familias. Además, había candidatos que también, en sus parroquias, eran acompañados por sus párrocos y a veces por algunas religiosas, mayoritariamente en lo que era su pastoral, pero también en la doble sacramentalidad y la dimensión ministerial  que se estaban preparando a vivir. Esta preparación se prolongó por siete años, durante los cuales algunos fueron quedando en el camino, al descubrir que no era su vocación, por lo cual el grupo inicial, quedo reducido tan solo a catorce candidatos. De estos, nueve fueron ordenados diáconos el 1992 y los otros cinco fueron ordenados en 1994. Fueron los primeros Diáconos Permanentes de la Diócesis de Copiapó.

Desde 1992, contando ya con estos primeros nueve Diáconos Permanentes, recientemente ordenados en la Diócesis de Copiapó, por lo tanto, Monseñor Fernando Ariztía, mirando esta realidad con una proyección de continuidad en el tiempo, dispone, dar comienzo a la Formación Permanente. Los Diáconos con sus esposas, comenzaron reuniéndose cada mes durante nueve meses en año, en encuentro de un día (del sábado al atardecer al domingo en la tarde). Algunos encuentros también fueron del viernes (atardecer) al domingo en la tarde, especialmente cuando completaron la Formación que no habían recibido aún, dedicando algunos encuentros a la Moral, ayudados por el profesor Waldo Romo, y otros a la Doctrina Social  de la Iglesia, ayudados por el P. José Aldunate, sj. Los demás encuentros han sido compartir la vida y el ministerio en torno a diversos temas que les van ayudando a crecer en el servicio diaconal: Oración, Compromiso laboral, Vida familiar, Pastoral, Política, Liturgia, Mariología, etc. En estos encuentros fueron creciendo en el ser un verdadero Cuerpo Diaconal. Desde 1996 los encuentros fueron de mes por medio. Cada año los diáconos con sus esposas realizan un Retiro Espiritual durante cuatro días. Muchas veces se invitaba a un Diácono Ordenado de Santiago, o de otra diócesis, para que compartiera su experiencia y ayudar a perfilar el camino al diaconado de los candidatos, en algunas ocasiones el diácono ordenado venía con su esposa, esto ayudó a las esposas de los candidatos a asumir su rol y acompañar a sus maridos.

En 1993 comenzó a prepararse un nuevo grupo de quince hombres casados más. Este grupo realizó su formación doctrinal en la Escuela de Ministerios durante los tres años que imparte dicha Escuela, más un cuarto año 1996 de síntesis de lo estudiado en los tres años y también estudio de la Doctrina Social de la Iglesia.

De esta manera se fue completando la Formación Diaconal a través de tres encuentros cada año (uno con las esposas y dos solos), de viernes (atardecer) a domingo (tarde),  los dos primeros años,  y cuatro encuentros (dos con las esposas y dos solos) solo los años siguientes a partir del tercer año: “El Carisma del Diácono”, “La Doble Sacramentalidad del Diácono”, “La especifidad de su ministerio”,  “El Cuerpo Diaconal”, “Liturgia”, “Pastoral”, “El diacono, formador de personas”, “Magisterio y transición”, “La Iglesia, en el mundo”, “Los grandes momentos de la historia de la Iglesia”, etc.

También desde el tercer año este grupo junto con sus esposas, realiza cada año un Retiro Espiritual de cuatro días.
Durante este proceso el grupo se fue perfilando, quedando catorce candidatos en proceso hacia el diaconado permanente, ocho de ellos fueron ordenados al culminar el año 1997, y durante el año 1998 – 1999, fueron ordenados los seis candidatos restantes que habían continuaron en proceso.

Por la gracia de Dios, en el año 1997, otros veinte candidatos al diaconado permanente, hombres casados comienzan la etapa de formación, junto a sus esposas. Durante este proceso, como es habitual, es formativo y a la vez, es de discernimiento, lo cual les ayuda a los candidatos a descubrir si es esta su vocación y con mucha libertad pudieron descubrir el llamado, en lo que respecta al ministerio del diaconado permanente. De esta manera es como el año 2000 son los últimos cinco diáconos permanentes ordenados por Monseñor Fernando Ariztía Ruiz, antes de acogerse a  retiro, los que de inmediato son integrados al cuerpo diaconal.

Un reconocimiento especial a los Sacerdotes Patricio Egan, José Serrano Vidal, Fernando Vega, Vicente Estrems y a las hermanas Elvira María Folmer, Olga Cortés y Clara García  últimamente, a todos ellos y ellas, también a otros tantos colaboradores que entregaron un importante aporte en el servicio formador, fortaleciendo y consolidando el Cuerpo Diaconal.

En los inicios el Obispo Fernando Ariztía Ruiz, llamó para que formaran parte del equipo formador del Cuerpo Diaconal a nuestro Hno. Diácono Vicente Ramírez y su esposa María, quienes aportaron a la formación y el acompañamiento, lo cual hicieron con entrega y dedicación en el Señor.

DiaconoNuestro Hno. Diácono Luis Díaz y su esposa Ruth, quienes por largos años han formado parte de este equipo formador, respondiendo al llamado que les hiciera en su momento el Obispo Fernando Ariztía Ruiz y ratificado por el Padre Obispo Gaspar Quintana Jorquera CMF, ellos han efectuado un importante aporte al Cuerpo Diaconal y continúan hasta Noviembre de 2015. El día 23 de Noviembre de 2015, falleció en Antofagasta nuestro hermano Diácono Luis, producto de un accidente carretero ocurrido el 19 de Noviembre de 2015.

El Padre Obispo Gaspar Quintana Jorquera CMF, quien tomó posesión de la de la Diócesis de Copiapó el 08 de julio de 2001 en la Catedral de la misma. Contando ya con nuestro nuevo obispo Monseñor Gaspar Quintana Jorquera CMF, durante el año 2005 es que efectúa la ordenación de tres nuevos diáconos permanentes en su diócesis, son los primeros diáconos permanentes que ordena, desde que tomo posesión de la Diócesis, incrementando el número de diáconos permanentes, los cuales son incorporados de inmediato al cuerpo diaconal.

ObispoDurante el año 2008 el Padre Obispo Gaspar Quintana Jorquera CMF, efectúa la ordenación de seis nuevos diáconos permanentes, para la Diócesis de Copiapó, quienes como siempre son acogidos por el cuerpo diaconal, quienes automáticamente son integrados al mismo.

En la actualidad continúan en proceso cuatro candidatos, quienes entre los meses de mayo a junio de 2013,  recibirán las órdenes menores de acolitado y lectorado respectivamente, mientras se encaminan a la ordenación del diaconado permanente, si así lo quiere el Señor Jesús. Sus comunidades oran por ellos.

En la actualidad totalmente vigente y consolidado el Cuerpo Diaconal, se continua la con la formación mensual, teniendo presente que durante el último encuentro del año que culmina, se evalúa lo caminado y se proyecta para el nuevo año, programando la formación en concordancia con el Plan Pastoral Diocesano, para no entorpecer momentos importantes de la vida Pastoral de la Diócesis, de manera que todo resulte armonioso. Cabe mencionar que el retiro anual de tres días, se mantiene como una instancia de vital importancia para el Cuerpo Diaconal, es el encuentro con el Dios uno y trino, El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo.

También cabe mencionar que el Padre Obispo Gaspar Quintana Jorquera CMF, ha tenido un especial cuidado de mantener la formación y fortaleza del Cuerpo Diaconal, por ello este año 2013 ha integrado al equipo formador al Sacerdote Antonio Vargas y la religiosa Hna. Ma. Rocío Flores, reforzando cada vez la formación y el acompañamiento del Cuerpo Diaconal. Ellos generosamente han respondido al llamado del Obispo Gaspar, quienes con gran interés, dedicación y entrega llevan a cabo esta importante misión encomendada, para bien Cuerpo Diaconal, lo que se traduce finalmente en un mejor servicio al pueblo de Dios que peregrina en Atacama.

Para Gloria de Dios, el Padre Obispo Gaspar Quintana Jorquera CMF, entre los días 03 y 05 de Enero de 2014, ha ordenado cuatros nuevos diáconos para nuestra diócesis de Copiapó, tres fueron ordenados en la catedral y uno en la parroquia Alto del Carmen al interior de Vallenar, concretamente en la capilla de Ntra. Señora del Tránsito, para servir a esta dispersa comunidad parroquial. Gracias padre Obispo Gaspar por esta nuevas ordenaciones.