Escrito por Laura María Fernández, enviado por el Diác. Miguel Ángel Ortiz, de Cuba.

Diócesis de Santa Clara, Santa Clara, 5 de enero de 2018: El primer día de este nuevo año fue ordenado como diácono permanente Mariano Moreno Calvo, de la comunidad de Santa Cruz en Santa Clara, por imposición de manos de monseñor Arturo González, obispo de esta diócesis de la región central de Cuba.

En su homilía el Padre Obispo recordó que “el creyente comienza el año con esperanza, poniendo su confianza en Dios a pesar de todas las incertidumbres en las que vivimos. No permitan -dijo- que las tristezas, fracasos y piedras de la vida llenen sus corazones de tristeza”. Y recomendó comenzar el año rezando por la paz.

Recordó como “todas las personas piden para el nuevo año salud y paz. Paz maltratada en la vida personal, social, familiar, paz amenazada. El Papa nos invita -señaló- a pensar que si cada uno encuentra en su país lo necesario, no iría a otra ciudad, a otro país”. Y terminó deseando: “Ojalá que nadie tenga que emigrar para comenzar una vida mejor, alcanzar una vida digna, lo que en su tierra no puede realizar”.