En el 31 aniversario de monseñor Romero, mártir de América Latina, el nuevo Arzobispo de Guatemala, Mons. Oscar Julio Vian Morales sdb, recibió en audiencia al Diác. Beppino como Delegado de Guatemala, al Diác. Albino Mauro como la voz sonora del espíritu diaconal de la Pía Sociedad de San Cayetano, al Padre Dionisio de la comunidad Mercedaria, experto en el camino formativo de los diáconos permanentes y yo, “tappabuchi”, el Padre Pedro Martinello. Le hemos presentado el carisma del diácono religioso, y la historia de los casados diáconos en América Latina y el camino hecho hasta ahora en Guatemala por parte de la Congregación para preparar algunos candidatos. Su respuesta fue inmediata y precisa: “estoy de acuerdo con ustedes, si algún obispo de Guatemala no está de acuerdo... empezaremos en la Arquidiócesis de Santiago de Guatemala, sigan adelante y preparen propuestas concretas”. Y nos saludó con una bendición paterna y llena de cariño.