El papa Francisco convocó a una Asamblea Especial del Sí­nodo de los Obispos para la región Panamazónica. Lo hizo esta mañana al presidir el tradicional rezo del Ángelus en la plaza San Pedro. El objetivo de la jornada, que se llevará a cabo en Roma en octubre de 2019, será concretar ¨nuevos caminos para la evangelización de aquella porción del Pueblo de Dios¨, especialmente de los indígenas,¨a menudo olvidados¨.

"Atendiendo el deseo de algunas Conferencias Episcopales de América Latina, además de la voz de diversos Pastores y fieles de otras partes del mundo, he decidido convocar una Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Panamazónica, que tendrá lugar en Roma en el mes de octubre 2019", expresó el papa Francisco esta mañana, durante el rezo del Ángelus.

El objetivo de esta actividad especial será, según el Pontí­fice, "concretar nuevos caminos para la evangelización de aquella porción del Pueblo de Dios, especialmente de los indígenas, a menudo olvidados y sin la perspectiva de un futuro sereno, también a causa de la crisis de la foresta Amazónica, pulmón de capital importancia para nuestro planeta".

En este sentido, el Santo Padre pidió a "los nuevos Santos", la intercesión para que esta actividad eclesial contribuya a que "en el respeto de la belleza de la creación, todos los pueblos de la tierra alaben al Dios, señor del universo, e iluminados por Él recorran caminos de justicia y de paz".

Para finalizar, y antes del rezo de la oración mariana, Francisco recordó que el 17 de octubre la Iglesia celebra la Jornada del Rechazo a la Miseria. "La miseria es una fatalidad: tiene causas que deben ser reconocidas y removidas, para honrar la dignidad de tantos hermanos y hermanas, siguiendo el ejemplo de los santos", concluyó.

Tomado de: aica.org