El pasado 14 de julio falleció en Barcelona, España, a los 91 años de edad, Mn. Josep Maria Aragonès  Rebollar, sacerdote de la diócesis de Sant Feliu de Llobregat, canónigo emérito de la Catedral de Barcelona y durante muchos años Delegado de Catequesis en la diócesis de Barcelona (e.p.d.).
Fue una de las personas decisivas en la renovación del ministerio diaconal en las diócesis catalanas por su entusiasmo en apoyar dicha renovación; fue miembro de la Comisión diocesana de Barcelona para el Diaconado Permanente desde el año 1978 y la presidió entre el 1991 y el 1997.

El sábado 15 de julio, a las 10h, se celebróuna Eucaristía en la residencia sacerdotal Sant Josep Oriol de Barcelona, donde residía, enfermo; el entierro tuvo lugar en el cementerio de Torrelavit, Penedès, donde fue rector durante más de cincuenta años.

Oremos por su eterno descanso en la casa del Padre y démosle gracias por todo el bien que ha hecho este siervo fiel.