Diác. Miguel Ángel Herrera Parra

Referente Nacional del CIDAL en Chile

Santiago, Chile, 6 de febrero de 2013

miguelangel.herreraparra@gmail.com

 


Es un nuevo año, una nueva vida,

una oportunidad para el alma,

para contemplar su presencia,

para disfrutar su compañía,

y para cambiar mi rutina.

 

Es un nuevo aire, una nueva tierra,

una donación de su amor,

enorme, inmerecido, estremecedor,

para abandonar mi egoísmo,

que ya no es recreativo, ni neutro,

ni adolescente, ni menos inocuo.

 

Es un nuevo viento, un nuevo huracán,

que se llevará todos mis secretos,

productos de acaparación.

 

Y brillará este año, su luz,

y germinará, por fin, su verdad,

y brotarán las espigas del reino,

y no quedará inconcluso su plan.

 

Es año de buena suerte,

y venceremos la muerte,

año de energías,

damos la alegría,

el “13” es año perfecto,

para el camino  del Bien.