Recientemente ha tenido lugar un encuentro con el Arzobispo de Valencia, Cardenal Cañizares, en el que le han sido presentados  veintidós aspirantes al diaconado permanente procedentes de diversos lugares de la Archidiócesis.

En el encuentro cada aspirante compartió su experiencia personal, los motivos por los que deseaba acceder al Diaconado, sus circunstancias familiares, los estudios que tenía, su profesión y su disponibilidad a la Iglesia.

El Sr. Arzobispo quedó muy impresionado y tras las palabras de ánimo les invitó a seguir al Señor, manifestando su disposición a iniciar, tras este período de espera, las próximas y futuras ordenaciones.

Finaliza con este encuentro  un período de tiempo de reflexión y búsqueda que nos ha permitido ir animando a quienes querían acercarse al diaconado hasta el día de hoy. Con ello se ha afianzado el proceso natural por el cual los aspirantes inician su formación y discernimiento.

El Delegado para el Diaconado Permanente en la Archidiócesis es D. Miguel Navarro Sorní, Vicedecano de la Facultad de Teología San Vicente Ferrer. Se ha nombrado un Director y animador espiritual, para los diáconos y para los aspirantes.

Se han establecido dos vías de formación, ya que la mitad de los aspirantes poseen grado en Teología y Ciencias Religiosas. Con este grupo se inicia el discernimiento y preparación para recibir los ministerios iniciales. Algunos de este primer grupo han permanecido los últimos años formándose.

El otro grupo lo forman otros diez aspirantes que están estudiando o iniciando la diplomatura de Ciencias Religiosas.

Se ha formado una comisión para hacer el Directorio Diocesano del Diaconado Permanente, compuesto por el responsable del Diaconado, tres diáconos y el Animador espiritual.