Ocho padres de familia, que se formaron académica y espiritualmente, serán ordenados diáconos permanentes, durante una misa que se oficiará el domingo a las 11:00, en la Catedral Metropolitana. El acto durante el cual se impartirá el orden sagrado por medio de la imposición de manos será presidido por el arzobispo metropolitano, monseñor Edmundo Valenzuela.

Los candidatos a recibir el sacramento son: Humberto Moreno, de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Luque; Toribio Romero, de la parroquia Santa María Goretti; Ramón Chaparro, parroquia Virgen María de Lambaré; Eleno García, de la parroquia Inmaculada Concepción de barrio Obrero; Desiderio Alfonso Cantero, de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Lambaré; Ángel Segovia, de la parroquia Natividad Santa María; José Núñez, de la parroquia de Luque; y Hugo Miranda Rivaldi, de la parroquia Virgen del Carmen de Villa Elisa.

Los candidatos al diaconado son casados y para recibir el orden deben tener la expresa autorización de sus respectivas esposas. Una vez ordenados están llamados a ayudar a los párrocos y a los obispos. Pueden proclamar el Evangelio e impartir el sacramento del bautismo, así como bendecir las uniones matrimoniales. Pueden igualmente oficiar un responso y bendecir los objetos de piedad; ayudar en la catequesis y llevar la Palabra de Dios a los lugares indicados por el párroco.

Tomado de: http://www.abc.com.py/